fbpx
Seleccionar página

¿Te ha pasado alguna vez que planificas un viaje y cuando empiezas la aventura no se parece ni de lejos a lo que pensabas? Algo así nos ocurrió con esta ruta. Teníamos unas expectativas creadas por otro periplo anterior que nos gustó un montón pero que en este caso, no se cumplieron ni de lejos. Te cuento los 6 errores más importantes que cometimos en este viaje en bicicleta.

Es verdad que a nosotros nos va más el rollo de montaña y rodar en plena naturaleza. El turismo de ciudades nos gusta menos y si podemos las evitamos, sobre todo las más grandes. En este viaje echamos en falta más naturaleza, más aislamiento y también más silencio. Tuvimos demasiadas ciudades, no digo que eso esté mal, incluso habrá quien prefiera esa forma de cicloturismo, solo que no está en nuestra sintonía de viajes en bici.

Aunque te importe un pepino cómo fue nuestro viaje, sigue leyendo y te cuento los errores más importantes que cometimos en este viaje en bicicleta, tal vez te ayude a identificarlos si alguna vez te ocurre a ti.

Dejar que un vuelo low-cost elija tu destino.

Así empezamos, como un niño que cierra los ojos y deja caer el dedo sobre un mapa mundi. Dejamos a la suerte, o más bien a los vuelos low-cost el destino de inicio de nuestro viaje.

Eso sí, aunque el vuelo fue barato, después los precios del país eran prohibitivos hasta para tomarse un café en una máquina de vending. Ya te puedes imaginar que hablamos de Suiza.

La idea del viaje era regresar en bici a España y acabar en algún lugar de la vertiente sur del Pirineo.

Empezamos en Basilea y lo primero que encontramos en el aeropuerto fue un lugar habilitado para montar las bicis, así que con ese recibimiento ¿qué podía salir mal?

zona de montaje de bicis en el aeropuerto de Basel

El trazado elegido nos llevó desde Basilea hacía Berna y desde ahí, atravesando la meseta Suiza por Friburgo, hasta el lago Leman que recorrimos por su vertiente norte, para alcanzar Ginebra y entrar en Francia.

Todo el recorrido estaba perfectamente señalizado para cicloviajeros, pero la realidad fue que no nos encontramos con el tipo de carril bici que nos habíamos imaginado.

señalizacion carribles bici

Creer que porque un país tenga una potente red de carriles bici, no tendrás que compartir el espacio con los coches.

En Suiza, los itinerarios ciclistas están perfectamente señalizados y es fácil seguirlos. Pero para nosotros la decepción fue que en su mayoría no estaban segregados del tráfico y había que compartir el trazado con los coches.

En el peor de los casos, nos encontramos con carriles bici que consistían en un trozo de arcén pintado de rojo. En los mejores casos, se trataba de carreteras estrechas donde cada pocos minutos nos aparecía algún coche de la nada. No había tregua y todo el rato había que estar más pendiente del espejo retrovisor que de disfrutar del camino.

El falso mito de que en un país verde, todo es naturaleza.

Otro de los errores más importantes que cometimos en este viaje en bicicleta, fue el habernos generado muchas expectativas por viajes anteriores a este país que esta vez no se cumplieron.

Eramos conscientes de que nuestra ruta quedaba muy lejos de los Alpes y de otras cadenas montañosas. Pero en general el paisaje era una combinación de pequeñas ciudades, con sus cinturones periurbanos y parques forestales.

Los tramos entre una ciudad y otra eran granjas, campos de cultivo y prados para cría de ganado. Sí que tuvimos algunos tramos de bosques de rivera cerca de ríos y lagos, pero en general echamos en falta la quietud de la naturaleza.

Entrar en ciudades grandes en bici.

Llegar a una ciudad grande puede resultar de lo más estresante, es justo lo contrario de lo que deseas para tu viaje. Este es otro de los errores que cometimos en este viaje en bicicleta.

Berna en bicicleta

Nos pasó al llegar a Ginebra. La noche anterior nos quedamos a las afueras y por la mañana nos encontramos con todo el tráfico y el ajetreo de la gente que va camino al trabajo. Un agobio.

No teníamos ni ganas de darnos un rulo por la ciudad con la bici ya que la conocíamos de antes. Así que atravesamos Ginebra casi sin detenernos y con ganas de salir de Suiza.

acceso a Ginebra en bici

Entrar en Francia fue un verdadero alivio y es que por algo es uno de los países más amables para viajar en bici.

Pensar que las experiencias que se cuentan en Internet son siempre ciertas.

Toda la investigación previa en Internet para unir trazados, las fotos publicadas y las experiencias contadas de otros nos hicieron creer que este viaje nos gustaría. Pero es verdad que no todos disfrutamoso de la misma manera, ni de las mismas cosas, ni vamos en el mismo plan.

Una vez en Francia comenzamos a rodar por carriles bici segregados del tráfico. ¡Por fin podíamos dejar de estar pendientes del espejo retrovisor!. Aunque tuvimos tramos por carretera, apenas pasaba algún que otro coche y empezaba a parecerse más a lo que estamos acostumbrados. Pero esta sensación duraría pocos días, conforme nos íbamos acercando a la costa.

Recorrimos la Vía del Isere deleitándonos de las vistas a las montañas del Parque Natural de Vercors.

Eurovelo 17 y Vía del Isere

Disfrutamos de pueblos coquetos como Seyssel donde la lluvia nos detuvo un día entero y la tienda aguantó como una jabata a pesar de tantos años de uso, por eso recomendamos la Salewa Denali como una de las mejores tiendas para cicloturismo.

Salewa Denali

Retomamos la Eurovelo 17 con rumbo a Avignon, pero para quitarnos el agobio de volver a entrar en una ciudad grande con la bici y para tener más horas para conocer la famosa “ciudad de los papas”, cogimos un tren que nos adelantó unos kilómetros.

Mapa Eurovelo 17

Lo cierto es, que después de tantos días sufriendo el tráfico en Suiza, ahora íbamos tan relajados que a veces nos despistábamos de las indicaciones y de cotejar el track. Dimos algún que otro rodeo y nos saltamos la ciudad de Arlés, otro destino por el que nos hubiese gustado pasar. Debió de ser el mal karma por quejarnos del agobio de las ciudades.

Y conforme nos íbamos acercando al mar, nos topamos con la Mediterranean Route, la Eurovelo 8.

Eurovelo 8

Aguantar una situación que no disfrutas sólo porque piensas que en algún momento va a cambiar.

No se si a ti también te ha pasado que empiezas a leer un libro y ya llevas unas cuantas páginas, pero ni te engancha ni lo dejas, porque estás pensando que a la vuelta de la siguiente hoja la historia va a mejorar, pero ese momento nunca llega y tú ahí sigues esperando hoja tras hoja.

Pues es la misma sensación que tenía yo, no lograba conectar con el viaje. Cuando estaba en Suiza, deseaba entrar a Francia. Y cuando estaba en Francia, deseaba llegar al Parque Natural de la Narbonnaise y ansiaba reencontrarme con el Pirineo. Pero el caso es que mi cabeza nunca estaba disfrutando del “ahora” y siempre estaba pensando en lo que vendría después.

Eurovelo 8

Como las desgracias nunca vienen solas, a esta decepción, se unió que Sergio empezó a pinchar a cada rato. El problema venía de haber rajado la llanta trasera de la bici y eso hacía que se hubiera deformado un poco la rueda. Hubo que desconectar el freno trasero para que no fuera todo el rato rozando con la zapata.

Llanta rajada

Así que, en en un día de perros por el fuerte viento, hartos de pedalear junto a los coches, rodeados de edificios y urbanizaciones de playa de un gusto dudoso, sin freno trasero en la bici de Sergio y con la moral bastante baja, decidimos no seguir esperando a ver si la historia mejoraba al pasar la siguiente página y tomamos un tren que nos dejó en la frontera y pusimos fin a este viaje.

bicicletas en el tren

La Eurovelo 8 recorre la costa mediterránea desde Cádiz hasta Atenas. Nosotros sólo conocimos un pequeño trozo de su recorrido que coincidía además por zonas muy turísticas de ladrillo, sol y playa de la costa francesa. Nos consta que la EV8 tiene trazados preciosos, incluso adentrándose en zonas más montañosas.

Si hemos tenido esta experiencia es símplemente porque no hicimos bien nuestra elección y queríamos compartir los errores más importantes que cometimos en este viaje en bicicleta, tal vez tu los puedas identificar antes y evitar que te pasen.

Si has tenido alguna experiencia similar o también has caído en alguno de estos errores, cuéntanoslo en los comentarios.